Motivarse en tiempos difíciles

  • By: Verónica Frigeri
  • 8 septiembre, 2019
  • No hay comentarios

¿Qué significa estar motivados?

En términos del significado de la palabra, se dice que la motivación se puede definir como la determinación o voluntad que impulsa a la persona a hacer determinadas acciones o comportamientos para alcanzar un determinado objetivo. Es decir, ésta influye de forma determinante en la puesta en marcha de conductas hacia un determinado fin.

Pero…

¿Que motiva a las personas?

¿A todos nos motiva lo mismo?

La respuesta a la primer pregunta fueron varias y variadas, y la respuesta a la segunda ….tuvo tantas diferentes como humanos me cruce!

Pero todas tenían un patrón en común…La superación. Salir de la famosa zona de confort.

Superar el susto…superar los obstáculos.. Lograr eso que queremos.

Motivación personal & de equipos de trabajo, como hacen los equipos de alto rendimiento para volver a la cancha después de una derrota.

Soy gran admiradora de Pep Guardiola, hace tiempo había perdido un partido importante para lograr el campeonato de la liga, pero a las 72 hs estaba festejando un triunfo de su equipo como si nada…Entonces, que nos hace volver al ruedo?

Son Titanes de la voluntad?…O que…

Hay una diferencia enorme entre anhelar o soñar y lograr ese sueño. Y esa diferencia se resume en una palabras fecha.

Cuando le pongo una fecha a ese anhelo ya lo converti en objetivo.

Esto sugiere que si llegada la fecha no cumpli con lo que lo que me prometi rompo mis compromisos y se nos afecta la autoconfianza. Yo no siervo para esto…no es lo mio, no doy mas…

Pero toda esa energía que perdemos ….podriamos ponerla en otro lado?

Pero que pasa que pongo fecha para ir al gimansio y para el entrenamiento y no lo hago?

La respuesta no es desmotivante como nos dicen los cartelitos de Facebook…

No es que no queres, no es que sos flojo…esas son declaraciones hechas por otras personas que ni siquiera te conocen. Estas declaraciones se convierten en juicios que compramos sin darnos cuenta, si esto no me sale es mi culpa. La sociedad nos va exijiendo estándares que no siempre coinciden con los nuestros.

No podemos medir la habilidad de un pez para trepar un árbol. Verdad? En su ámbito el pez es excelente. Entonces el primer desafio a la hora de motivarnos es filtrar en que ámbito. Permitirnos aprender y cambiar lo que sea necesario para llegar al objetivo.

Mi entrenadora, cuando mi cuerpo no puede mas, me dice, no existe el No puedo. Para, respira profundamente y arranca de nuevo. Cuando esto, que parece una pavada sucedió, fue revelador.

Lo que hacemos con el cuerpo, lo podemos llevar a los pensamientos y a las emociones. Y a la inversa, .  Aprender a descansar. Hacer una pausa y rebobinar. Reflexionando.

Ese es uno de los objetivos de estas palabras, encontrar eso que nos sale al cruce en la cabeza y el corazón y nos condiciona a cumplir con nuestros objetivos y aprender a reenfocarnos.

A lo largo de este blog van a leer pausa y rebobinar, para ver en esa pausa como nos sentimos, o si necesitamos ajustar estrategias

Que pasa cuando nos desmotivamos…Hagamos una lista de las cosas que nos decimos, tomemos unos minutos para escribirlo. Anotemos algunas. Seguramente la autopista del pensamiento nos hace un viaje largo… Que te dicen los pensamientos? ¿Y la emociones?

Repasemos un poco, ¿esto que nos dijimos es verdaderamente cierto?

Lo cierto es que no es tan cierto…A lo largo de toda nuestra vida hemos logrado cosas, por insignificantes que nos parezcan. Hagamos otra pausa. Rebobinemos un cachito. Enumeremos ahora cosas grandes y chiquitas que hemos logrado, puede ser un examen, acompañar a alguien, levantarnos a la mañana. Pero ahora quiero que mientras escriben vayan prestando atención a la emoción. Solo a la emoción. Y ahora te invito a  que tomes nota

Hace unos años,  que me tocara acompañar a un nuevo líder a  liderar un equipo de personas mucho mas jóvenes que ella, llenas de sueños, proyectos, ambiciones. Cuando definíamos un plan de acción a seguir, para cada uno, el entusiasmo los invadia. Se encendian y llegaban a lograr grandes desafíos, de acuerdo a la edad y a los intereses de cada uno

Ella que era una líder cero kilometro sentía que podían llegar hasta el infinito y mas alla..Porque los veía jóvenes y con todo por delante, la energía, las ganas, la fuerza motriz. Pero…Si!!! los desmotivados tienen siempre un pero. Pero, no tengo tiempo, pero el perro se encerro en el armario, el cerrajero, la heladera, los clientes…el bondi.., el frio, la lluvia y el calor. Cualquier motivo era bueno para no retomar, por el camino que fuese, ese plan de acción. Y se desmotivaban, primero. Yo no sirvo, esto no es lo mio (que eventualmente puede ser), soy inútil, y un sinfín de palabras que mas que demostrar ganas de un plan de acción, mostraban ganas de no lograr. Y si no hubiese podido distinguir esto del pausa y rebobinar, se hubiese quedado con el famoso “nadie quiere” y se hubiese desmotivado también. Entendio que ese no era el grupo de personas indicado y cambio el rumbo. Y como no cambio el objetivo se reinvento. Ella quería liderar.

Y existen diferentes entradas para activarlo- A veces no importa por donde empecemos, sino que empecemos. Que los intentos que hagamos sean puentes para alcanzar eso que nos proponemos.

Entender que todo es un proceso de aprendizaje y darnos el tiempo para desenrollar esa maraña de pensamientos, emociones y comportamientos

Cuando la motivación baja,  que emociones o sentimientos son los que nos absorben. Como en un espiral.

Los remolinos, que también son espirales,  siempre impulsan hacia afuera y hacia arriba, entendemos entonces, que por cada proyecto la salida es siempre para arriba

La idea de estas palabras es que el espiral sea ascendente. Que podamos descubrir que llevar adelante una idea requiere de planificación, aprendizaje, puesta en marcha, realizar ajustes y llegar al objetivo. Pero disfrutando del proceso. Sabiendo que hay otros que pueden ayudarnos y darnos un aporte significativo.

En muchas ocaciones la falta de motivación tiene que ver con que nos cerramos y creemos que eso que nos pasa nos sucede solo a nosotros mismos.

Ponete en pausa, rebobina, reflexiona, sentí,  habla, pedí ayuda si ves que es necesario. Pero DESCANSA y después…AVANZA!!!

Verónica Frigeri

Comparte esta entrada:

Etiquetas: ,

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *